25aniversario

25 Aniversario

XXV Aniversario

Usuario

Secretaría

Información de interés sobre recogida de títulos, matriculaciones, fechas de interés, etc.

Click aquí

Estrella

Actividades extraescolares

Consulta actividades

La alumna Marta Gutiérrez García, de 2º Bachillerato A, estuvo el curso pasado en Estados Unidos becada por la Fundación Amancio Ortega y nos ha enviado un artículo sobre su experiencia. Aprovechamos para felicitarla y animar a otros alumnos de 4º ESO a solicitarla, hasta el 20 de octubre.

Haber tenido la oportunidad de estudiar un año en Estados Unidos ha sido sin duda una de las mejores experiencias que he vivido. Durante este año, he podido visitar lugares muy distintos a los que conocía, he conocido personas con las que sigo manteniendo relación, he aprendido sobre una forma de vivir diferente y me he enfrentado a situaciones que me han hecho tomar decisiones por mi misma.

Cuando me presenté a la beca lo hice pensando que era una cosa imposible, ya que se presentaban miles de personas. Ni siquiera me planteaba en serio irme, simplemente lo hice por probar, y cuando me enteré de que me la habían dado no me lo creía. A partir de ese día empecé a conocer gente de todas partes de España que han sido una parte fundamental de la experiencia y han pasado a ser muy buenos amigos.

Los exámenes que había que pasar no solo se centraban en el nivel de inglés, sino que también tenían una parte psicológica en la que se miraba la personalidad y la forma de pensar, y que era clave para escoger a quien darle la beca.

Al principio, yo quería que me tocara un destino conocido como California o Florida, pero después me di cuenta que el destino no influye demasiado en la experiencia, lo que de verdad importa es con quien la compartes. Cuando me enteré de que me iba a Wisconsin en lo único que pensé fue en que me iba a morir de frío, sin embargo, es uno de los estados en los que mejor se puede vivir la verdadera experiencia americana, ya que estaba en un pueblo pequeño y fue una inmersión total. Hubo veces en las que me sentía apartada de todos porque vivía muy lejos del instituto y tenía que ir en coche a todos lados, pero me acabé acostumbrando a vivir de esa manera completamente distinta a la mía. Tuve la suerte de que en mi instituto había más estudiantes de intercambio que venían de todo el mundo, y ahora mantengo amistad con gente de Francia, Italia, Alemania Y Corea. Mi familia de acogida me trataba como si fuera una más de la familia y me ayudaban en todo lo que necesitaba, lo que me hizo coger confianza muy rápido. Durante este año, he podido ir a partidos de fútbol americano como los que salen en las películas, he usado mi propia taquilla y he probado verdadera comida americana que, si soy sincera, no es mi favorita. Una de las cosas que más he echado de menos ha sido la comida porque, en general, los americanos comen muy mal. La vida social allí se basa en los deportes, por lo que he tenido que practicarlo durante todo el año (aunque nunca le había dedicado tanto tiempo porque no era de mis cosas favoritas) y ahora es algo que me gusta hacer.

Aunque no todo ha sido bueno, ya que había días en los que echaba mucho de menos mi vida aquí. Al principio pensaba que estar tanto tiempo fuera de casa me iba a costar mucho, pero todo es adaptarse y una vez que lo haces te das cuenta de que tienes que aprovechar al máximo porque el tiempo pasa muy rápido. También me preocupaba que el nivel académico en América es más bajo que en España, y sabía que al volver no iba a estar bien preparada para 2º de bachillerato. Es verdad que este año hay cosas que me cuestan más, pero no me arrepiento de haber estudiado en Estados Unidos porque es una experiencia de la que no todo el mundo puede disfrutar. Por otra parte, mi instituto era luterano y tenían una manera de pensar mucho más cerrada y distinta a la nuestra. Respetaba su forma de pensar, pero había veces en las que no estaba de acuerdo y tuve que callarme lo que pensaba por si se ofendían.

Recomiendo esta experiencia al 100%, porque es una oportunidad única para conocer una cultura totalmente distinta a la nuestra y a gente increíble, mejorar el inglés y sobre todo para conocerte mejor a ti mismo. Aprendes a darle importancia a lo que verdaderamente la tiene y a valorar mucho más todo lo que tienes en la vida.

ClickControl
erasmus logo

 

isbilinguismo

 

Trinity Centre 54809 Logo 400

 

IR ARRIBA